porta

Controla quién tiene acceso a tus archivos de Google Drive con WhoHasAccess

La nube y el trabajo en grupo

Una de las características de Google Drive que los usuarios apreciamos más es su gran flexibilidad para trabajar en grupo. Pero, cuando gestionamos miles de archivos y carpetas desde hace muchos años, podemos llegar a perder la visión sobre quién tiene acceso y a qué de nuestro disco duro virtual.

¿Crees que tienes a Google Drive bajo control?

Cuando intentas hacer una revisión general de tus archivos compartidos, te das cuenta que no existe una solución concreta más allá de ir lanzando búsquedas avanzadas e ir revisando manualmente los permisos, y de que debería haber alguna utilidad sencilla que lo facilitara.

Esto mismo pensaron unos desarrolladores en Alemania y decidieron crear una herramienta específica para hacer este trabajo más sencillo: WhoHasAccess

WhoHasAccess

WhoHasAccess

WhoHasAccess nos proporciona un mapa muy claro de todas las personas que pueden acceder o editar nuestros archivos, y nos permite ajustar o eliminar estos privilegios.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con autorizar la conexión con la cuenta de Google Drive que queremos analizar y esperar a que finalice la auditoria. Recibiremos un correo electrónico cuando todo esté listo. El acceso del servicio a nuestra cuenta sólo tiene vigencia durante una hora, aunque también podemos eliminar la conexión nosotros en cualquier momento.

Si te mueves entre miles de archivos y colaboradores en Google Drive, prueba WhoHasAccess. Te podrías sorprender de la cantidad de gente que no recordabas que aún puede acceder a tu información.

Y si lo encuentras útil, también puedes colaborar con el proyecto y su continuidad.

En Fesomia podemos a ayudarte a implementar G Suite, las herramientas de productividad de Google para empresas, de forma profesional y con todo nuestro soporte técnico. Pídenos más información.

Foto de 
Grant Hutchinson
 a en Flickr

Foto de Grant Hutchinson a en Flickr

Un código QR con intención

Los códigos QR  no acaban de ser útiles, parece que no sabemos encontrarles una buena aplicación.

Creo que el problema no es del QR, la gran mayoría de teléfonos—por no decir todos— nos permiten leerlos. Creo que los QR fallan porque no nos preocupamos de usarlos bien. Pocos son conscientes de que los QR pueden añadir información relevante, útil y adecuada en el momento preciso.

Hoy he encontrado un ejemplo de aplicación de QR que me ha parecido muy interesante. La he encontrado en una botella de vino Experiencias de Paco García. Aquí la tenéis medio/mal fotografiada.

Exemple de QR ben pensat

¿Por qué me parece esta una buena aplicación de un QR?

Por diferentes motivos:

  1. Porque el QR amplia el contenido de la contraetiqueta.
    En un producto tan envuelto de literatura como el vino, en que cada bodega hace un sobreesfuerzo para defender el valor particular de sus botellas, una etiqueta limitada en espacio obliga a la síntesis. El QR amplía posibilidades y permite continuar con el relato con más detalles.
  2. Porque son varias las oportunidades de leer el QR.
    Tendremos varias ocasiones para abrir el QR con tranquilidad: en casa cuando ya hemos comprado el vino, durante la cena (el QR puede acabar siendo motivo de conversación), antes de tirar la botella … ¡quién sabe!
  3. Porque sabemos qué hay detrás del QR antes de abrirlo.
    El código va acompañado de un aviso: se activará un vídeo que explica qué es una Experiencia Paco García. Es esta una información que pocas veces nos dan relevante y es importante, porque nos ayuda a decidir si queremos activar el código y, evidentemente, si lo hacemos tenemos predisposición a dedicarle unos minutos.

¿Entonces, por qué los QR tienen tan poco éxito?

Porqué no les damos una función útil. Antes de incluir un QR en una etiqueta es fundamental valorar la función que debe tener. Hay que ponerse en la piel de quien lo abrirá para reconocer cuándo y para qué le resultará relevante conectar con la información que lo acompaña.

En este ejemplo, el QR nos ofrece conocer más a fondo qué hay detrás de este vino. La etiqueta nos sugiere que abrir esta botella implica vivir una “experiencia” y el QR parece que nos ayudará a prepararnos para vivirla. Si somos de los que defendemos el fuerte vínculo entre beber, comer y el mundo sensorial, tenemos muchos números por acabar utilizando el QR.

En resumen, no falla la tecnología, falla la preparación y la forma que tenemos de utilizarla. Creo firmemente que los QR están mal aprovechados, solamente son útiles si se utilizan con un enfoque práctico.

¿Y como se acaba esta experiencia?

Con frustración! —Lo siento chicos, no os preocupéis, tiene fácil arreglo.

Este ejemplo de aplicación de QR que comentamos está bien planificado, pero tiene un mal final: escaneé el QR convencida de encontrar un vídeo que me defendiera las particularidades de este vino y me encontré con una página de error 404. Ooooooh, el destino del QR no ha sobrevivido al envejecimiento del vino, ¡que lástima!

Un aprendizaje debemos sacar de este error: si algún día incluyes un QR en alguno de tus productos tienes que asegurarte que el destino donde apunta esté activo y funcionando tanto tiempo como sea necesario.

El vídeo existe, lo encontré en la Web y está bastante bien. Hay mucha intención, tiene estilo y cuenta cosas sobre el vino que seguramente muchos no sabemos. Si lo hubiéramos podido ver durante la cena habría sido un buen tema de conversación y, ya sabes, es con recuerdos y conversaciones como se fijan los nombres de los vinos que nos han gustado.

Combinar formatos y recursos comunicativos es fundamental para una correcta dispersión de la actividad digital de una empresa. En Fesomia te ayudamos a organizar una estrategia de contenidos eficiente, que te ayudará a defender con solidez el valor de tu trabajo ¿Quieres saber qué podemos hacer por ti? Hablemos.

Foto de JD Hancock
a Flickr

Foto de JD Hancock a Flickr

4 ámbitos de formación para una plataforma de venta online B2B

Nos han pedido que preparamos un plan de formación y acompañamiento para un grupo de personas que tienen que gestionar un mercado web. Se trata de un proyecto muy interesante, que tiene por objetivo crear una red de compraventa online B2B.

Nos encanta participar en este proyecto, es atípico, porque generalmente el desarrollo de herramientas y recursos digitales no va acompañado de un plan de acompañamiento. Normalmente se delega el 100% del éxito en la herramienta, olvidamos que detrás de la potencia tecnológica habrá personas que interactuarán como hemos hecho siempre las personas —pero esta vez a través de un entorno digital—. Creo que este es el principal motivo por el cual grandes herramientas digitales donde se ha invertido mucho esfuerzo y dinero fracasan.

Para facilitar el uso y la buena gestión de la herramienta y para contribuir a los buenos resultados de este proyecto, hemos creado un plan de acompañamiento, que hemos dividido en cuatro bloques:

  • Facilitar el conocimiento de la herramienta y su funcionamiento.
  • Adquirir técnicas de comunicación digital y de venta online.
  • Aplicar sistemas de recogida y gestión de datos.
  • Hacer aflorar las habilidades personales relevantes y mantener la motivación.

Comentamos los cuatro bloques rápidamente.

Facilitar el conocimiento de la herramienta y su funcionamiento

La formación más evidente y básica: ayudar a utilizar la herramienta para publicar la ficha de productos, gestionar las compras, mantener el inventario de productos… Y todas las funciones del marketplace.

Adquirir técnicas de comunicación digital y venta online

Atraer, persuadir, ofrecer información relevante, preguntar, responder, generar confianza… Acciones indispensables en las relaciones comerciales que hay que integrar en un entorno digital. Internet nos aporta elementos interesantes que nos ayudan, y elimina otros que debemos sustituir. Por eso creemos importante incluir en este plan de formación un apartado para ayudar a asimilar y a utilizar recursos digitales comunicativos:

  • redacción de contenidos para atraer la atención,
  • sistema de interacción asíncrona con el usuario,
  • creación de mensajes en multiformato,
  • coherencia en el hilo argumental,
  • estructuración y segmentación de los contenidos
  • ¡y más!

Aplicar sistemas de recogida y gestión de datos relevantes

Vender por Internet implica necesariamente tener una visión de empresa: saber optimizar recursos, identificar qué acciones son más efectivas, tener la certeza de que en cada venta se aporta también servicio y valor, más allá del propio producto.

Por todo esto es importante aprovechar que la tecnología registra un montón de datos, que nos permite combinarlos e interpretarlos. En este sentido, hemos visto necesario incluir desde el primer momento apoyo y acompañamiento para sistematizar, ordenar y analizar los datos que se obtienen.

Seguramente las decisiones estratégicas no las tomará la persona que hará la gestión de la tienda online, pero esta debe saber crear seleccionar y ordenar los datos, crear documentos de fácil lectura, para que quien tenga que decidir lo haga con rigor y coherencia.

Hacer aflorar las habilidades personales relevantes y mantener la motivación

Tenemos que pensar en las personas que participan en el proyecto, en cada una de ellas, en su bagaje anterior, su experiencia en la venta y la atención al cliente—quizás en una tienda a pie de calle— pero de un valor importante.

Al mismo tiempo también debemos atender la aproximación de cada persona a los recursos digitales. Debemos gestionar algunos miedos, debemos encaminar algunas despreocupaciones y ayudar a crear en el entorno digital un espacio amigable y funcional, donde cada persona pueda aplicar con naturalidad sus cualidades como vendedora, observadora, creativa

En resumen:

  • Formamos en la herramienta.
  • Formamos en técnicas de comunicación y venta digital.
  • Formamos en gestión de datos.
  • Defendemos el valor de las cualidades individuales ya adquiridas.

¡No lo disimulamos! La formación en recursos digitales nos atrapa. Es un trabajo complejo y multidisciplinario que hacemos con interés, con técnica, mucha observación y análisis.

¿Necesitas formar un equipo en técnicas de comercialización digital? Llámanos y te ayudaremos a crear un equipo eficiente.

 

Foto de Joost Markerink a Flickr

Foto de Joost Markerink en Flickr

Fichas de productos que ayudan a vender

Es difícil encontrar una tienda online en el que las fichas de los productos estén bien cuidadas. Sorprende, porqué una buena redacción de la ficha de producto es fundamental para captar la atención del cliente y generar la confianza necesaria para acompañarlo hasta la compra.

Alguna vez aparece alguna tienda en línea con las fichas de los productos bien afinadas, son casos especiales, excepcionales, que vale la pena conocer, analizar, valorar y utilizar como referente. Hoy queremos analizar con detalle uno de estos buenos ejemplos, concretamente el de Laconicum.

Un buen ejemplo de redacción para un ecommerce

Laconicum es una tienda online de cosméticos. Este ecommerce destaca por la redacción de las fichas. Analizamos un ejemplo: he buscado un champú de té -por ejemplo- y encuentro esta ficha.

Ficha de un producto de Laconicum

[Guardamos una impresión en pantalla por si falla el enlace a la ficha. Si es así, puedes leer la ficha completa de este champú aquí.]

Cuando el diseño acompaña

El diseño es limpio, ordenado, casi higiénico. Sorprende poco, pero aquí la discreción es un valor. Con un diseño ordenado y visualmente sencillo los productos consiguen el protagonismo que deben tener. Además, en una tienda en línea donde se vende cosmética, la sensación de limpieza es un valor fundamental, que debe envolverlo todo.

Cuando la redacción ayuda a vender

Es en la redacción donde destaca Laconicum, con un texto particular, interesante y bien organizado. Saltamos párrafo y párrafo y miramos como describen el producto:

  1. La sensación de sentir una buena experiencia, primero. Y es así como comienza la descripción, explicando que con este champú se consigue una sensación más agradable. El cliente sabe de qué se le habla, quien compra en Laconicum tiene interés por cuidar su aspecto personal, seguramente ha probado muchos productos y es especialmente sensible al efecto que provocan jabones y cosméticos. Compartir sensaciones y emociones conecta, y la conexión atrae.
  2. La descripción objetiva, lo que todo el mundo cuenta, también sale. Quien busca un producto de cosmética especial necesita saber cuál es la base “conceptual” que se ha seguido para hacer el producto. Y es eso lo que se explica en el segundo párrafo. La descripción más técnica y formal está aquí, en un digno segundo puesto y toda junta.
  3. Compromiso para conocer bien lo que se vende, en una sola frase nos informan que quien escribe el texto ha probado el champú y por lo tanto la valoración está hecha con conocimiento de causa.
  4. Sinceridad: a ti quizás no te irá bien. En Laconicum se atreven a explicar que este champú no es ideal para todos.
  5. Un resumen claro en tres frases. Por último, tres ideas claves que definen bien este producto: efectos, sensaciones y recomendaciones de uso.
  6. Aún más: ¿Tienes alergias, buscas la letra pequeña? Ya al final, en un texto de menor tamaño y sólo para los que buscan este tipo de información, se incluye una breve descripción de los componentes del producto y de las características de fabricación.
  7. Al final, casi fuera de la ficha, se incluyen todavía cuatro bloques de información más:
    • Consejos para combinar este producto con otros.
    • Instrucciones de uso. Es sólo un champú, pero quien se cuida lo hace a conciencia y seguro que agradece que se le explique el truco con el que se consigue el mejor resultado.
    • La duración del bote ¡Muy importante! Este dato ayuda a que el cliente encuentre el producto mucho menos caro, incluso barato, cuando ve que le durará mucho …
    • Y un detallito más: para qué tipo de cabello se recomienda este champú. Esta también es el dato que sale siempre, pero por eso mismo, aquí no se pueden olvidar.

¿Por qué es estupenda la redacción de esta ficha de producto?

¿Crees que se han dejado algo? Realmente la ficha de los productos de Laconicum contienen mucha información, larga y muy detallada, pero organizada en párrafos cortos, bien segmentada y estructurada de forma que:

  • Quien no quiere leer no lee.
  • Quien se lo lee todo encuentra con un tono y un estilo cercano, humano y con carácter.
  • Quien busca una información concreta, la encuentra y rápido.
  • Además el diseño está al servicio de los contenidos, con ello se consigue que una página con tanto texto no resulte nada pesada.

¿Y por qué conviene explicar los productos de una tienda en línea con tanto detalle?

Es muy bueno redactar a conciencia las fichas de productos de las tiendas en líneas, sólo aporta ventajas:

  • Es una forma estupenda de mostrar interés, conocimiento del producto y valor por lo que se vende.
  • Si se redacta bien se atrae la atención de quien está interesado en la compra de los productos y necesita un empujón para comprarlos.
  • Quien necesita información concreta y detallada la encuentra, y quien no -si el diseño gráfico y la estructura en párrafo es buena- se la salta.
  • Es bueno para el SEO de la tienda en línea.
  • Es bueno para el nivel de calidad de los anuncios en las campaña de publicidad de Google AdWords.

Redactar buenas fichas de productos requiere práctica y tiempo, pero la venta siempre ha necesitado de práctica y tiempo … Siempre!

En Fesomia te ayudamos a crear y aplicar una estrategia de contenidos para tu comercio online. Encontraremos un tono, un mensaje y una estructura que te ayudará a escribir para atraer, convencer y vender.

Foto de 
Fruitnet
 a en Flickr

Foto de Fruitnet a en Flickr

El goloso laberinto de la venta online

Ayer, por encargo de la Cátedra de empreneduría de la URV, hicimos una charla en Altafulla sobre comercio electrónico.

La venta online es compleja, y las pequeñas empresas necesitamos un enfoque claro y organizado, que nos permita encontrar nuestro lugar en este complejo mundo. Este es nuestro objetivo cuando hacemos taller sobre comercialización y venta online: encontrar el encaje para emprendedores y pequeñas empresas.

 

Apuntamos brevemente las ideas clave que expusimos en la charla:

  1. Un rincón para las pequeñas empresas en la inmensidad de la venta online.
    Diferenciación, especialización, diversidad, producto único y / o proximidad. Creemos que son las posibilidades que tenemos los pequeños en la venta online. Poco podemos competir con precios más baratos, siempre habrá alguien que nos va a ganar. En aportar los valores personales inherentes a nuestra forma de atender al cliente, tenemos una oportunidad.
  2. Es el momento de la tienda de proximidad, si se busca buenos compañeros de viaje. 
    Llegan buenos tiempos para la venta agrupada de proximidad: el comercio local, si sabe trabajar en equipo y formarse bien, puede ofrecer un servicio realmente relevante.
  3. El cliente es nuestro centro de atención.
    El proceso de compra, con las preocupaciones e intereses de nuestro cliente, es la base de todo, define la complejidad y el tipo de tareas que tenemos que hacer para vender online.
  4. Una tienda en línea es un negocio,
    tiene unos gastos y debe generar unos ingresos. Gestionar una tienda online consiste en organizar y hacer todas las acciones necesarias para hacerla viable: optimizar SEO, publicidad de pago, participación en las redes, envío de correos y mil tareas, todas tienen la finalidad de conseguir buenos resultados.
  5. La segmentación es uno de los pilares de la comunicación digital para la venta online.
    De la segmentación ya hemos hablado con detalle en otros artículos, y en el comercio en línea es esta una tarea fundamental, gracias a la cuál podrás conectar con tus clientes justo para ofrecer lo que buscan en el momento que lo necesitan.
  6. Explícate con detalle, sin dejarte nada.
    En una tienda en línea las fichas de los productos deben estar muy bien documentadas, se debe explicar todo lo que un cliente puede querer saber. Gracias a un buen diseño conseguiremos que visualmente tanta información sea funcional, de fácil lectura.
  7. Datos bien gestionadas al servicio de todos.
    Es importante conocer a nuestros clientes, para ello debemos recoger datos para usarlos con corrección para ofrecer servicios personalizados y que sean útiles para cada una de las personas a las que atendemos.
  8. Fórmate y busca gente que te ayude.
    Son muchas las tareas que se deben hacer en un comercio en línea y de disciplinas muy diversas. Es imprescindible adquirir técnica y especialización. Por eso el apoyo de gente bien preparada y de tu confianza es importante.

Y mil cosas más que se quedaron por comentar, dos horas dan para mucho y por muy poco cuando se trata de un mundo tan complejo y a la vez interesante como es la venta en línea.