Author Archives: Antonio

Firefox Focus

Firefox Focus, el navegador más privado para el móvil

Queremos aprovechar la llegada de Firefox Focus a la plataforma Android para hablaros de él a los que aún no lo conozcáis.

Protección contra el seguimiento de la forma más simple.

Las características más importantes de este navegador de Mozilla son la privacidad y la sencillez. Está concebido como un navegador complementario al que ya usamos en el móvil, y nos permitirá lanzar búsquedas muy rápidas, efímeras y privadas.

En Firefox Focus no hay pestañas, ni favoritos, ni historial. Solo encontraremos una caja de búsqueda y una única ventana de navegación preconfigurada para bloquear elementos de seguimiento que nos puedan identificar cuando visitamos algunos sitios. Tampoco guarda contraseñas ni galletas.

En la parte inferior de la pantalla encontraremos un gran botón para borrar los datos de navegación siempre que queramos y una notificación para hacer lo mismo. Y nada más.

“Navega. Limpia. Repite.”

Este lema que lo acompaña es bien explícito. Aunque también podemos configurar nuestro navegador habitual para hacer lo mismo, Firefox Focus nos acerca la navegación privada de una forma rápida y sencilla.

Podéis descargar Firefox Focus a través de estos enlaces:

Encontraréis más información en la página de soporte de Mozilla.

Controla quién tiene acceso a tus archivos de Google Drive con WhoHasAccess

La nube y el trabajo en grupo

Una de las características de Google Drive que los usuarios apreciamos más es su gran flexibilidad para trabajar en grupo. Pero, cuando gestionamos miles de archivos y carpetas desde hace muchos años, podemos llegar a perder la visión sobre quién tiene acceso y a qué de nuestro disco duro virtual.

¿Crees que tienes a Google Drive bajo control?

Cuando intentas hacer una revisión general de tus archivos compartidos, te das cuenta que no existe una solución concreta más allá de ir lanzando búsquedas avanzadas e ir revisando manualmente los permisos, y de que debería haber alguna utilidad sencilla que lo facilitara.

Esto mismo pensaron unos desarrolladores en Alemania y decidieron crear una herramienta específica para hacer este trabajo más sencillo: WhoHasAccess

WhoHasAccess

WhoHasAccess

WhoHasAccess nos proporciona un mapa muy claro de todas las personas que pueden acceder o editar nuestros archivos, y nos permite ajustar o eliminar estos privilegios.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con autorizar la conexión con la cuenta de Google Drive que queremos analizar y esperar a que finalice la auditoria. Recibiremos un correo electrónico cuando todo esté listo. El acceso del servicio a nuestra cuenta sólo tiene vigencia durante una hora, aunque también podemos eliminar la conexión nosotros en cualquier momento.

Si te mueves entre miles de archivos y colaboradores en Google Drive, prueba WhoHasAccess. Te podrías sorprender de la cantidad de gente que no recordabas que aún puede acceder a tu información.

Y si lo encuentras útil, también puedes colaborar con el proyecto y su continuidad.

En Fesomia podemos a ayudarte a implementar G Suite, las herramientas de productividad de Google para empresas, de forma profesional y con todo nuestro soporte técnico. Pídenos más información.

Bug Webkit contenteditable

Foto de Justin Raycraft en Flickr

Errores de formato en elementos contenteditable con Webkit (Chrome, Safari)

contenteditable es un atributo que nos llegó con HTML5 y que permite que ciertos elementos HTML sean editables o modificables en el navegador del usuario. Esta propiedad la usan muchos editores de texto para páginas web, algunos tan populares como TinyMCE.

Webkit (el motor de renderizado de navegadores como Safari, Opera y los que utilizan Blink como Chrome) tiene un problema en la manera en que gestiona los objetos contenteditable: cuando se han aplicado estilos específicos (por ejemplo en el body de un editor TinyMCE), en ciertas ocasiones algunos de estos estilos añadidos (como line-height o font-size en ems) generan regiones span indeseadas dentro del código, cosa que puede comportar cambios imprevistos en el formato obtenido, como diferentes tamaños de letra o interlineados inesperados.

El problema existe desde hace algunos años y ha sido reportado, aunque nunca ha sido corregido. Por lo visto se considera parte de una funcionalidad que compara los estilos al modificar bloques e intenta mantenerlos insertando elementos span en línea. Con todo, en Firefox, Internet Explorer y Microsoft Edge no se da este caso.

Algunas soluciones

Los editores WYSIWYG más populares han ido añadiendo conectores o plugins o bien cambios para compensar este error, por lo que en muchos casos solo será necesario actualizar el software o las bibliotecas correspondientes.

Sin embargo, en determinados escenarios no siempre nos es posible actualizar los editores, bien por razones de compatibilidad o porque hay involucradas aplicaciones críticas que no podemos manipular con facilidad o con la frecuencia que quisiéramos. En estos casos podemos optar por otras soluciones más simples, como utilizar estilos uniformes o parches con JavaScript.

Una de las soluciones propuestas en Stack Overflow es observar el DOM para controlar este comportamiento. Fijémonos en el siguiente ejemplo: en la tercera caja utilizamos mutation observers en vez de mutation events, y restringimos la acción a  la plataforma Webkit:

(Explora éste código en JSFiddle)

Breve introducción a AMP (Accelerated Mobile Pages), la propuesta de Google para hacer más rápida i rentable la Web móvil

Creo que estaremos de acuerdo en esto: es un martirio leer algunos artículos y noticias desde el móvil. Tiempos de carga interminables, botones imposibles de pinchar, textos diminutos, anuncios invasivos … Este hecho tan habitual sólo genera usuarios frustrados, editores que pierden visitas y anunciantes maldecidos.

Por el contrario, los usuarios más avispados han encontrado maneras de acceder mejor a estas páginas no optimizadas, como navegar con el modo de lectura que algunos navegadores incorporan o instalar bloqueadores de anuncios. El caso es que ninguno de estos sistemas son del agrado de los editores de contenidos, ya que se saltan el sistema de monetización de sus publicaciones.

Google, como empresa de publicidad, es uno de los principados afectados por estas prácticas y seguramente por eso hace unos meses anunció una iniciativa para tratar de poner orden: el proyecto AMP.

Qué es AMP

AMP (Accelerated Mobile Pages) es un proyecto de código abierto liderado por Google que tiene como objetivo mejorar la velocidad de carga y la experiencia de usuario de las páginas web orientadas a noticias e información. De momento se dirige a editores de publicaciones digitales, pero no se descarta que en un futuro pueda ser útil para cualquier tipo de contenido en Internet.

Actualmente (digo actualmente porque estas cosas se sabe cómo empiezan pero no cómo evolucionan) los objetivos principales del proyecto son, por un lado, hacer más ágil y accesible el acceso a páginas de información desde dispositivos móviles y, por otra , facilitar la convivencia entre la accesibilidad de las páginas y los sistemas de monetización, como los anuncios.

Cómo funciona

Una página AMP es una versión alternativa (y canonizada) a la original a la que se accede añadiendo /amp a la dirección de la primera. Por ejemplo, si la dirección de esta página que estás leyendo es:

Breve introducción a AMP (Accelerated Mobile Pages), la propuesta de Google para hacer más rápida i rentable la Web móvil

su versión APM se encuentra en:

https://blog.fesomia.cat/es/2016/03/11/amp-accelerated-mobile-pages-google/amp

La versión APM es una página construida con HTML5 y Javascript con algunos componentes propios y CSS3 en línea no superior a 50KB.

¿Como consigue AMP acelerar la descarga de las páginas? Estos son algunos de los puntos clave:

  • Las páginas se reformatean, se despojan de muchos elementos superfluos.
  • Se limita la cantidad de código JavaScript y CSS.
  • Se provoca la descarga en paralelo de elementos (carga asíncrona). Si es necesario mostrar publicidad, por ejemplo, se presenta en marcos (iframes) independientes, siempre por HTTPS.
  • Se optimizan imágenes y otros elementos, sirviéndose sólo las versiones óptimas según el dispositivo y con las medidas declaradas para evitar saltos (autoscroll) durante la carga.
  • Se posibilita el guardado de las páginas en caché de servidores distribuidos (caching).

Cómo se implementa

Google ha liberado el código y la información necesaria para que cualquier desarrollador pueda implementar AMP en sus páginas. Los ingredientes son:

  • El etiquetado AMP HTML, que mezcla elementos estándar con algunos propios.
  • Ciertos elementos CSS3
  • Una biblioteca JavaScript y algunas extensiones que lo orquestan todo, y que Google ofrece libremente a través de su red de entrega de contenidos en https://cdn.ampproject.org/
  • Google también está guardando en su memoria caché mundial las páginas AMP que indexa para ofrecerlas más rápidamente según la geolocalización de los usuarios.

La iniciativa cuenta ya con grandes socios del ecosistema de Internet, de ámbitos como la prensa, las redes sociales, la publicidad y diversas plataformas de publicación. Por ejemplo, Automattic ya ha publicado un conector que permite implementar AMP en WordPress de forma sencilla. En este blog la estamos probando.

Prioridad en Google Search

Cualquier desarrollador puede implementar AMP, mejorarlo o adaptarlo a su conveniencia. Y quién ha sido el primero en aprovecharlo? Exacto: Google.

Hace unos días Google anunció que las páginas AMP tendrán (a partir de ya, dicen) prioridad en los resultados de su buscador en dispositivos móviles, mostrándose en un carrusel destacado. Según ellos esto significa que, en igualdad de condiciones orgánicas, favorecerán las páginas que implementen AMP en las búsquedas que se hagan desde el buscador en móviles.

Vídeo que ha publicado Google para ilustrar el comportamiento del buscador en móviles sobre páginas AMP

Algunas ventajas

Ciertamente AMP pinta muy bien y puede conllevar algunos beneficios evidentes:

  • Mejor experiencia para los usuarios.
  • Disminución del ancho de banda necesario para navegar (a ver qué dicen los proveedores de conectividad).
  • Mejor acceso a la información en regiones del planeta con poca calidad en las conexiones.
  • Todo es de código abierto y basado en Web, por el contrario de algunos servicios relativamente relacionados como Facebook Instant Articles o Apple News.

Algunas inquietudes

Particularmente me vienen a la cabeza algunas dudas:

  • De momento no he encontrado al W3C por ningún sitio. ¿Qué debe opinar de los componentes no estándares? ¿Se ha dicho algo al respecto?
  • Google, con todo su derecho, acaparará la distribución acelerada gracias a su imbatible CDN. Volvemos a delegar a los grandes proveedores el almacenamiento de la información. Aquí lo dejo, que este punto podría ser muy largo.
  • Tengo la sensación de que el desencadenante de la idea ha sido el intento de solucionar los conocidos problemas de relación entre los editores, la publicidad y los consumidores de contenidos. No es nada malo, pero sabemos que los anuncios son uno de los principales generadores de problemas de usabilidad y accesibilidad en páginas web. Con una publicidad más ética y respetuosa todo sería más sencillo.

Y para acabar no puedo evitar una reflexión sobre si no estaremos matando moscas a cañonazos. Deberíamos pensar sobre si hoy en día tal vez estemos publicando de una forma mucho más complicada de lo necesario, y que a veces las cosas se pueden hacer más simples, mucho más simples.

Sobre el I Congrés de Sobirania Tecnològica y el Mobile World Congress

El pasado viernes 19 y sábado 20 de febrero se celebró en Barcelona el I Congrés de Sobirania Tecnològica, en respuesta a la actual Mobile World Congress 2016 que está teniendo lugar esta semana.

Siempre sensibles a estos temas, asistimos al primero la jornada del sábado y, más allá de comentar cada una de las ponencias, queremos compartir algunas reflexiones que nos van madurando en la cabeza con el paso de las horas.

A la soberanía se llega recorriendo un camino, no traspasando una puerta

Creo que una sociedad que llegue a ganarse la soberanía sobre la tecnología será más justa y mejor. Esto es de sentido común. Es más, hablamos de un objetivo tan complejo que diría que una sociedad que luche por su soberanía tecnológica ya es necesariamente mejor. Pero en un mundo tan complejo como el actual, donde conviven infinitas “verdades”, deberemos ir despacio o no llegaremos.

Pero un paso firme también es imprescindible, y eventos como este son necesarios para ir avanzando si se hacen con la conciencia de que cada colectivo tiene que moverse a su velocidad particular.

Pienso que (ojo, hablo por mí):

  • Hay que ser crítico pero criticar con prudencia, sin menospreciar ningún punto de vista. Hay demasiados ciudadanos implicados en el MWC para pensar que todo el mundo está equivocado.
  • Hay que llenar permanentemente el discurso de pedagogía. No todo el mundo es —ni quiere, ni debe ser— hacker.
  • Es positivo valorar también las acciones parciales si provienen de la buena voluntad (no todo el mundo puede prescindir de tener teléfono móvil, pero eso le impide actuar en otros ámbitos).

Un Mobile World Congress sin mirada mundial

Del evento —a menudo espectáculo— del MWC nos llega cada día una tormenta de información abrumadora. Y, como consumidor de algunos de los productos y servicios que allí se gestan, echo de menos que aún no se aborden de forma directa algunos de los problemas éticos que la misma industria genera: explotación laboral, conflictos bélicos por materias primas, mercadeo de datos privados, espionaje gubernamental…

Si estos temas se está tratando seriamente esta semana en Montjuïc, sinceramente, a mí se me están escapando.

Algunos recursos sobre I Congrés de Sobirania tecnològica