Category Archives: Tres minutos

Firefox Focus

Firefox Focus, el navegador más privado para el móvil

Queremos aprovechar la llegada de Firefox Focus a la plataforma Android para hablaros de él a los que aún no lo conozcáis.

Protección contra el seguimiento de la forma más simple.

Las características más importantes de este navegador de Mozilla son la privacidad y la sencillez. Está concebido como un navegador complementario al que ya usamos en el móvil, y nos permitirá lanzar búsquedas muy rápidas, efímeras y privadas.

En Firefox Focus no hay pestañas, ni favoritos, ni historial. Solo encontraremos una caja de búsqueda y una única ventana de navegación preconfigurada para bloquear elementos de seguimiento que nos puedan identificar cuando visitamos algunos sitios. Tampoco guarda contraseñas ni galletas.

En la parte inferior de la pantalla encontraremos un gran botón para borrar los datos de navegación siempre que queramos y una notificación para hacer lo mismo. Y nada más.

“Navega. Limpia. Repite.”

Este lema que lo acompaña es bien explícito. Aunque también podemos configurar nuestro navegador habitual para hacer lo mismo, Firefox Focus nos acerca la navegación privada de una forma rápida y sencilla.

Podéis descargar Firefox Focus a través de estos enlaces:

Encontraréis más información en la página de soporte de Mozilla.

Controla quién tiene acceso a tus archivos de Google Drive con WhoHasAccess

La nube y el trabajo en grupo

Una de las características de Google Drive que los usuarios apreciamos más es su gran flexibilidad para trabajar en grupo. Pero, cuando gestionamos miles de archivos y carpetas desde hace muchos años, podemos llegar a perder la visión sobre quién tiene acceso y a qué de nuestro disco duro virtual.

¿Crees que tienes a Google Drive bajo control?

Cuando intentas hacer una revisión general de tus archivos compartidos, te das cuenta que no existe una solución concreta más allá de ir lanzando búsquedas avanzadas e ir revisando manualmente los permisos, y de que debería haber alguna utilidad sencilla que lo facilitara.

Esto mismo pensaron unos desarrolladores en Alemania y decidieron crear una herramienta específica para hacer este trabajo más sencillo: WhoHasAccess

WhoHasAccess

WhoHasAccess

WhoHasAccess nos proporciona un mapa muy claro de todas las personas que pueden acceder o editar nuestros archivos, y nos permite ajustar o eliminar estos privilegios.

Su funcionamiento es muy sencillo: basta con autorizar la conexión con la cuenta de Google Drive que queremos analizar y esperar a que finalice la auditoria. Recibiremos un correo electrónico cuando todo esté listo. El acceso del servicio a nuestra cuenta sólo tiene vigencia durante una hora, aunque también podemos eliminar la conexión nosotros en cualquier momento.

Si te mueves entre miles de archivos y colaboradores en Google Drive, prueba WhoHasAccess. Te podrías sorprender de la cantidad de gente que no recordabas que aún puede acceder a tu información.

Y si lo encuentras útil, también puedes colaborar con el proyecto y su continuidad.

En Fesomia podemos a ayudarte a implementar G Suite, las herramientas de productividad de Google para empresas, de forma profesional y con todo nuestro soporte técnico. Pídenos más información.

Métricas de Facebook: cunado tengo más éxito

Métricas básicas para Facebook

Empieza a analizar los efectos de tu actividad en Facebook. Empieza poco a poco si quieres, por algún detalle, pero acostúmbrate a buscar en la métrica indicios, evidencias y razones para conocer el efecto de tu actividad digital.

Por ejemplo, si tienes una actividad de publicación regular, cada mes crea un gráfico con el aumento de seguidores. Mira qué días el aumento ha sido más acentuado o cuando más lento y trata de encontrar una explicación. Es así como irás depurando tu actividad digital y descubriendo qué es lo que te permite conseguir mejores resultados.

La navegación con Firefox ahora es aún más segura

Firefox, el popular navegador de la Fundación Mozilla, acaba de actualizarse a la versión 42 con una importante novedad. Ahora, cuando abrimos una ventana de navegación privada, el navegador activa por defecto un sistema de protección contra el rastreo que bloquea los elementos que recopilan información sobre nuestra navegación.

Hasta ahora, la navegación privada ya nos permitía navegar por Internet con la tranquilidad de que nuestro dispositivo no recordaría el historial de las páginas visitadas ni almacenaría cookies, búsquedas, contraseñas o archivos temporales. Si ahora sumamos la nueva característica de protección contra el rastreo, las páginas tampoco podrán recopilar datos y patrones sobre nuestra navegación, tal y como hacen normalmente con la intención de, por ejemplo, personalizar la publicidad que nos muestran.

Esta característica hace que nuestra sesión de navegación aún sea más segura y privada que antes. Y también puede producir el efecto secundario de bloquear mucha publicidad, ya que los anunciantes son unos de los principales recolectores de nuestros datos. Por esta razón, algunas páginas pueden verse visualmente diferentes cuando navegamos de esta forma.

 

Navegación privada en Firefox 42

Te acuerdas de Do Not Track? También es un buen intento para impedir el seguimiento de nuestra navegación aunque no es tan efectivo, ya que deja al criterio de las páginas que visitamos respetarlo o no. Esta nueva protección que incorpora ahora Firefox es mucho más radical, ya que directamente impide la carga de los contenidos que considera que recogen nuestros datos.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que para conseguir un nivel elevado de privacidad en la navegación hay que recurrir a otros sistemas más sofisticados como Tor, del que no tardaremos en hablar en el blog.

Cada día es más importante tener consciencia del rastro que vamos dejando cuando navegamos por Internet, y que controlarlo está sólo en nuestras manos.

Más información:

4 detalles (in)significantes en comercio electrónico

En Enraona, siempre que podemos, realizamos las compras en línea. Es más rápido y nos gusta promover un medio de venta que creemos muy interesante. Últimamente hacemos las compras muy a conciencia, analizando cada uno de los pasos que se establecen en las relaciones comerciales y nos encontramos con cosas que nos gustan y cosas que no nos gustan tanto.

Dibujo de michael_reuter en Flickr

Pongamos algunos ejemplos que no nos han gustado:

  • Mala usabilidad en la tienda. Si el diseño pone en peligro la salud ocular del cliente es que no es un buen diseño. Es posible diseñar una buena tienda, atractiva, con carácter y al mismo tiempo facilitar la lectura de los contenidos, la funcionalidad y la navegación.
  • Dificultades para contactar con la tienda una vez hecha la compra. A veces, sobre todo en las grandes empresas, es imposible encontrar un correo o un teléfono donde dirigirse te y hacer una sencilla pregunta.
  • Costes extras que no se explican. No quieras engañar, si esperas a dar los precios de envío al final del proceso, cuando ya está todo decidido y los datos enviados sólo demuestras engaño. No quieras engañar: para un usuario final el IVA forma parte del precio del producto, si das precios sin IVA tienes que avisar.
  • Falta de atención cuando hay un imprevisto. ¿Se retrasará el pedido? Puede pasar, a veces no hay más remedio, pero ¿qué cuesta enviar un correo explicándolo y dando una nueva fecha de entrega? Quizás envías decenas o cientos de pedidos cada día, pero tu cliente espera su compra con alegría. Lo que para ti puede ser un pequeño retraso para él es un tiempo de incertidumbre. Es bueno que sepa que, a pesar del atraso, todavía hay alguien trabajando para él o ella.
  • Embalajes chapuzillas. Los paquetes hay que hacerlos con cuidado, pensando que hay alguien que los recibirá con interés. Es una lástima recibir pedidos, en algunos casos productos que se venden con la etiqueta de alta calidad, tirados en una caja y ajustada con pedazos de cartón rasgado.

Pongamos algunos ejemplos de atención que creemos muy interesantes:

  • La compra sin registro. La interesante opción de una tienda de material de oficina que permite comprar en ella sin hacer un registro permanente de datos.
  • La llamada de una tienda de vinos para informarnos de que no les quedaba vino del año que habíamos pedido y consultando si queríamos anular el producto o cambiarlo por el de otra añada.
  • La llegada de un paquete muy bien embalado, sin sofisticación pero hecho con ganas, con las esquinas protegidas y con los complementos de embalaje que aseguraban que el producto llegaba perfectamente.
  • Encontrar alguna pequeña sorpresa dentro de la caja, unos bombones de regalo, al comprar turrones.

Y es que no nos cansaremos de decirlo: la atención al cliente se hace con cada pequeño detalle, con cuidado y respeto por atender con corrección a la persona que ha decidido gastar su dinero en tu producto. Como se ha hecho toda la vida.